14 septiembre 2011

Recolección de semillas de lechuga

Después de la recolecta de lechuga decidí dejar algunas de ella sin coger. Para que salga la flor, poder recolectar semillas y sembrarlas en la siguiente campaña de invierno.
Lo que aprovechamos de las lechugas son sus hojas frescas y jóvenes.  Por tanto, para poder recolectar la semilla, lo primero que hay que hacer es dejar que salga la flor. Esta se manifiesta con un gran tallo largo y erecto hacía arriba. Al final del tallo sale lo que muestro en las siguientes fotografías. 

Parte de arriba de la inflorescencia con algunas flores maduras con semillas para recolectar.
Las características de estas flores son muy llamativas, poseen unos pelos blancos flexibles llamados vilanos por encima de la pequeña semilla, que sirven para dispersarse por el viento (anemocoria) y llegar a lugares lejanos.

 
Flor madura de la lechuga.

Ejemplo de inflorescencia de lechuga.
Por lo cual, para la recolección de estas semillas hay que coger las flores maduras que tengan los pelos blanco y meterlas en un sobre. Dentro de estas flores habrá un montón de semillas que podrás utilizar en la siguiente temporada.

3 comentarios:

Carola dijo...

puedes usar una bolsa para ayudarte a recolectarlas, como son tan cuiquitas asi no se pierden.

saludos

Carola

ElrinconvegetarianodeMARGA** dijo...

Hola ramon, acabo de conocer tu blog y me va a ser de mucha utilidad, soy vegetariana y tengo mi propio huerto, del que intento comer todo lo que me sea posible. saludos y nos vemos por los blogs

El huerto de Ramón dijo...

Saludos a las dos, Carola y Marga.