20 mayo 2011

Conceptos básicos de poda de frutales

La poda es la técnica de cultivo que consiste en regular la forma y la producción de los árboles, mediante la eliminación por corte de las ramas.

Con la poda se consigue:
  • Un esqueleto con suficiente solidez mecánica para aguantar las cosechas.
  • Conseguir una forma que permite la mejor penetración de la luz.
  • Obtener formas más favorables que las naturales.
  • Moderar y regular el equilibrio entre vegetación y producción.
  • Rejuvenecer el arbol.
  • Eliminar ramas secas, emfermas o mal ubicadas.
Existen sistemas de formación diferentes que es el resultado de años de experiencia de los fruticultores. Cada sistema de formación modifica de forma diferente la copa de los árboles, con el objetivo de construir un esqueleto robusto y favorecer la exposición de luminosidad.
Cada especie o cultivar tiene un hábito de crecimiento y un hábito productivo definido, que es necesario conocer y tener en cuenta al podar.
Los árboles al crecer, dejan en su interior zonas sombreadas, que con el tiempo pierden su capacidad fotosintética.

Los tipos de corte que pueden realizarse y su influencia sobre la planta son los siguientes:
1. Rebaje.  Es la reducción de la longitud de una rama lateral o terminal, el cual estimula la brotación de yemas jovenes para promover el crecimiento.
Se utiliza esta tipo de poda, para formar ramas principales, para rejuvenecer o reparar árboles dañados.
Se aplica reducción del tamaño del árbol, pero no de su densidad.
2. Despuntado. Es la eliminación de los puntos de crecimiento. Se aplica cortando las ramas tiernas. Tiene como respuesta la ruptura de la dominancia apical de brotes vigorosos y la promoción de brotes laterales. Se utiliza para estimular la apertura d una copa o para retrasar el crecimiento en altura.
3. Aclareo. Consiste en la eliminación total de las ramas, desde su base. Se aplica para reducir la densidad de una copa y excesos de follaje, para permitir la iluminación dentro del árbol.
4. Deschupado. Es la eliminación de brotes tiernos, denominados chupones, que nacen en las ramas principales del árbol. Su corte se realiza antes de que halla mucho gasto de energía, para que favorezca el crecimiento de las ramas que interesen.