13 mayo 2011

La mantis religiosa una depredadora voraz

La mantis religiosa conocida vulgarmente como "teresas", es uno de los más depredadores de la clase de los insectos. Incluso, la hembra devora al macho después de ser fecundada, practicando el canibalismo.
Es originario del sur de Europa y de la familia de los mántidos.

Para coger la presa, se queda quieta y cuando se acerca esta, se lanza a por ella con sus patas delanteras. Cuando tiene bien cogida su presa con las patas delanteras empieza a alimentarse de ella, incluso estando viva.

Por tanto, sirve de mucho en los ecosistemas. Porque todas las primaveras, nacen nuevas crías de mantis para hacer un equilibrio de insectos perjudiciales para el huerto y explotaciones agrícolas. Sirviendo favorablemente como control biológico de plagas.