01 febrero 2011

El parasitoide de la mosca blanca "Encarsia formosa"


Perteneciente al orden Hymenoptera y a la familia Aphelinidae; de origen exótico, es una avispa parásita de la mosca blanca.

Morfología. Las hembras miden 0,6 mm, tienen el tórax negro y el abdomen amarillo, mientras que los machos son de color completamente negro.

Ciclo de vida. Pasa por las siguientes fases de huevo, tres estadíos larvarios, pupa, y adulto. Todos ellos, excepto el adulto, los desarrolla en el huésped (larva-pupa) de la mosca blanca.
Los machos sólo representan del 1 al 2% de la población, pero la hembra no necesita ser fecundada para realizar la reproducción, no obstante, sólo producirán hembras por partenogénesis. Pone sus huevos preferiblemente sobre el tercer y cuarto estadío larvario, en el interior del hospedante. Diez días (a 23°C) después del parasitismo, la larva se convierte en pupa. En el caso de la mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum) la pupa parasitada se ennegrece. Unos 10 días después sale de la pupa, un nuevo adulto de Encarsia Formosa, a través de un orificio redondo.
El parasitismo de la mosca Bemisia tabaci es de manera similar. Pero en este caso las larvas parasitadas no se ennegrecen, se vuelven de un color crema-marrón. Si están presentes las dos especies de mosca blanca, Encarsia formosa prefiere parasitar Trialeurodes vaporariorum. Los adultos de Encarsia formosa se alimentan de melaza y del contenido de las larvas de mosca blanca huésped correspondiente al primer y segundo estadío.
Los machos aparecen después de un largo periodo de bajas temperaturas, pudiendo actuar como hiperparásitos cuando la población de hembras supera determinados niveles. Cada parásito hembra puede poner de 60 a 100 huevos en un periodo de 10 a 14 días.

Características. El factor que más influye en la eficacia del parasitismo de Encarsia formosa es la temperatura. Requiere temperaturas suaves (24ºC) para el mejor control de las poblaciones de mosca blanca, ya que aumenta el enemigo en detrimento de la plaga.
Una de las posibles causas del fallo del parásito Encarsia Formosa en el control de Trialeurodes vaporariorum, son las temperaturas demasiado bajas. A una baja temperatura y baja intensidad luminosa, el parásito es inactivo. Requiere de una humedad relativa entre 50 y 80 %.
La movilidad de los adultos de Encarsia depende del huésped y del tipo de hojas de la planta.