31 enero 2011

El parasitoide Eretmocerus mundus


foto cogida de horticom.com
Origen. Perteneciente al orden Hymenoptera, y a la familia Aphelinidae, es una pequeña avispa parásita difundida de forma espontánea en casi todos los cultivos almerienses, para el control de la mosca blanca (Bemisia tabaci). La podemos encontrar naturalmente en la peninsula ibérica y en países del Mediterráneo.
Morfología. El adulto mide 1mm de longitud, con el cuerpo completamente de color amarillo ocre; los machos son más oscuros. Posee tres puntos rojos en forma triangular sobre la cabeza.
Ciclo biológico. Pasa por los estados de huevo, tres estadíos larvarios, pupa y adulto. Su ciclo de vida depende de la temperatura y del estadío en que la mosca blanca es parasitada (16 días a 25ºC). Necesita de temperaturas bajas durante un periodo de tiempo, por lo que la longevidad de las hembras en invierno es elevada, favoreciendo así su propagación.
Este insecto es muy eficaz en la búsqueda de su presa, parasitando todos los estadíos larvarios, aunque se reproduce mejor sobre Larva-II y Larva-III. La hembra empleando sus patas traseras, levanta la larva de Bemisia tabaci y realiza la puesta entre ésta y la hoja. Después de tres días, el huevo translúcido toma un tono marrón y, unas dos semanas después, la larva parasitada se hincha y adquiere una coloración amarilla-dorada. Si las puestas se hacen en larvas de primer estadío, el desarrollo se detiene temporalmente, ya que la larva de Eretmocerus no se desarrolla antes de que la mosca alcance el segundo estadio larval. El ciclo de vida se completa en un plazo de aproximadamente 14 días, dependiendo de la temperatura y el estadio larval en el que esta se encuentre . Durante el invierno el ciclo de vida puede necesitar un plazo mayor, sobre todo en invernaderos no climatizados donde puede alcanzar más de un mes.

Una larva de mosca blanca recién parasitada no adquiere una coloración distinta. Unas 2 semanas después del parasitismo, las larvas de se hinchan, son más brillantes y el color es amarillo dorado. En el momento de la eclosión, para salir de la pupa, Eretmocerus mundus hace un agujero redondo en su huésped. La presencia de este agujero es una buena referencia de parasitismo.
Además, realiza picaduras alimenticias sobre las larvas jóvenes de mosca blanca provocándoles también la muerte, pudiendo llegar a provocar un 10% de mortalidad. (J. calvo 2003).