26 enero 2011

El cultivo de melón en España

El melón es un producto bien conocido y aceptado por los consumidores europeos. Por ser un fruto que se produce en zonas tropicales secas. Las variedades piel de sapo son las más cultivadas en España, ocupando la mitad de la superficie cultivada. España ocupa la quinta posición entre los principales países productores según la FAO.
España es el mayor exportador mundial de melón, exporta entre el 35 y 40% del total de su producción, principalmente con destino a países de la unión europea, el 95% del total de lo exportado.
Por países receptores de melón español destaca Francia, Reino Unido y Alemania.
En los últimos años la superficie de melón ha ido disminuyendo, aunque la producción se ha ido manteniendo prácticamente igual. Esto indica la utilización de variedades híbridas de mayor rendimiento, como una mejora y especialización del cultivo.

  •  Origen. El melón es una planta anual que pertenece a la familia de las cucurbitáceas, considerándose originaria del continente africano, pero dada la gran variabilidad genética existente en la India, se cree que ha sido originaria en esta área.  Parece ser que procede exactamente de Irán, desde donde se extendió hasta Egipto. Afganistán y China son considerados centros secundarios de diversificación del melón y también en España la diversidad genética es importante.
  • Taxonomía.
Familia: Cucurbitaceae.
Nombre científico: Cucumis melo L.
Planta: herbácea anual monoica de porte rastrero.
  • Particularidades del cultivo. El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta, es fundamental para el funcionamiento adecuado del cultivo, ya que todos se encuentran estrechamente relacionados y la actuación de uno de estos incide sobre el resto.
    1. Clima: la planta de melón es de climas cálidos y no excesivamente húmedos, de forma que en regiones húmedas y con escasa insolación su desarrollo se ve afectado negativamente, apareciendo alteraciones en la maduración y calidad de los frutos. Por tanto, en los invernaderos almerienses cuentas con las condiciones óptimas para su cultivo.
    2. Temperatura.
    Tabla 1 . Temperaturas  de la planta del melón en las distintas fases de desarrollo.
    Helada
    1ºC
    Detención de la vegetación
    Aire
    13-15ºC
    Suelo
    8-10ºC
    Germinación
    Mínima
    15ºC
    Óptima
    22-28ºC
    Máxima
    39ºC
    Floración
    Óptima
    20-23ºC
    Desarrollo
    Óptima
    25-30ºC
    Maduración del fruto
    Mínima
    25ºC

    3Humedad: al inicio del desarrollo de la planta la humedad relativa debe ser del 65-75%, en floración del 60-70% y en fructificación del 55-65%. La planta de melón necesita bastante agua en el período de crecimiento y durante la maduración de los frutos para obtener buenos rendimientos y calidad.
    4.   Luminosidad: la duración de la luminosidad en relación con la temperatura, influye tanto en el crecimiento de la planta como en la inducción floral, fecundación de las flores y ritmo de absorción de elementos nutritivos.
    5. Suelo: la planta de melón no es muy exigente en suelo, pero da mejores resultados en suelos ricos en materia orgánica, profundos, mullidos, bien drenados, con buena aireación y pH comprendido entre 6 y 7,5. Si, es exigente en cuanto a drenaje, ya que los encharcamientos son causantes de asfixia radicular y podredumbres en frutos.
    Es una especie de moderada tolerancia a la salinidad tanto del suelo (CE de 2,2 dS.m-1) como del agua de riego (CE de <3,5 dS.m-1), aunque cada incremento en una unidad sobre la conductividad del suelo dada, supone una reducción del 7,5% de la producción. Es muy sensible a las carencias, tanto de microelementos como de macroelementos.
    .