01 agosto 2011

Los pepinos

Los pepinos (Cucumis sativus) pertenece a la familia de las cucurbitáceas. Es una planta anual con tallos espinosos, hojas grandes y unos zarcillos para poder guiarla en vertical mediante una espaldera o cuerdas como muestran las siguientes fotografías.



Respecto sus frutos, son alargados y verdes con toques amarillos en su madurez, con unos 20 centímetros según las diferentes variedades. Por dentro es de color blanco, contiene mucha agua y pequeñas semillas planas a lo largo del fruto.


Por otra parte, es una planta monoica, que significa que en la misma planta conviven flores masculinas y flores femeninas. Las flores femeninas se distinguen muchísimo al poseer un ovario ínfero y las masculinas no lo tienen. Por tanto, para la fecundación de la flor hembra necesita polen de la flor masculina.

Flor masculina

Flor femenina
Para finalizar, esta planta herbácea es bastante exigente respecto las necesidades hídricas. Necesita bastante riego para el cuaje de sus frutos. Si salen flores femeninas y es polinizada satisfactoriamente pero tiene estrés hídrico por falta de agua, se perderá producción al secarse los pepinillos prematuros.