10 octubre 2011

Las plantas son organismos autótrofos fotosintéticos

Mediante un proceso fisiológico llamado fotosíntesis, determinados organismos vivos son capaces de absorber y utilizar la energía luminosa. Siendo la luz solar la principal fuente de energía de la biosfera, aunque cualquier fuente de luz visible (como por ejemplo, una lámpara incandescente o fluorescente) sirve a estos organismos para realizar la fotosíntesis.
Entre los organismos fotosintéticos (autótrofos), los vegetales son el grupo principal y más abundante. El tipo de fotosíntesis que realizan los vegetales se caracteriza por la formación de oxigeno como subproducto desprendido a la atmósfera.
Las plantas son los únicos que asimilan la energía radiante solar, por tanto, prácticamente toda cadena trófica se sustenta en sistemas vegetales como uno de sus pilares.
Estos organismos fotosintéticos transforman en biomasa la energía solar que absorben y asimilan. De la biomasa vegetal, aproximadamente la mitad es sintetizada por el ecosistema terrestre (cultivos agrícolas, bosques, matorrales), mientras la otra mitad es producida en las capas superiores de los lagos y océanos por los ecosistemas acuáticos (plancton y plantas acuáticas). La energía acumulada en esta biomasa es luego distribuida al resto de los organismos vivos.