14 diciembre 2011

Variabilidad genética en mis coliflores

La variabilidad genética está en los genes. Los genes son numerosos, el color de las hojas, altura de tallo, tamaño de las hojas.... También existen en los genes alelos dominantes (X) y recesivos (x).
Puse un plantel de coliflor de una variedad de coliflor y para que os hagais una idea, así salieron las plántulas:
  •  1) 75 % Verde con algunas nervios morados y cotiledones morados.




  • 2) El 5% de las plantulas moradas enteras.
  • 3) 15 % de las plantulas verdes claro.
  • 4) Un 5% verde palido con la nerviación morada.

La unión de los gametos combina dos conjuntos de genes, uno de cada progenitor. Por lo tanto, cada gen está representado por dos copias, una procedente de la madre y otra del padre. Cuando las dos copias son idénticas se dice que el individuo es homocigótico para aquel gen particular. Cuando son diferentes, es decir, cuando cada progenitor ha aportado un alelo diferente del mismo gen, se dice que el individuo es heterocigótico para dicho gen. Ambos alelos están contenidos en el material genético del individuo, pero si uno es dominante, sólo se manifiesta éste. Sin embargo, como demostró Mendel, el carácter recesivo puede volver a manifestarse en generaciones posteriores (en individuos homocigóticos para sus alelos).
Los efectos de A son dominantes; los de a, recesivos. Por lo tanto, los individuos heterocigóticos (Aa), así como los homocigóticos (AA) y (aa). Los caracteres observables representan lo que se denomina el fenotipo del organismo, y su composición genética se conoce como genotipo.
Por ejemplo, existen plantas que  pueden tener flores de color rojo, blanco o rosa. Las plantas con flores rojas pueden tener dos copias del alelo R para el color rojo de las flores, y por lo tanto, son homocigóticas RR. Las plantas con flores blancas tienen dos copias del alelo r para el color blanco de las flores, y son homocigóticas rr. Las plantas con una copia de cada alelo, heterocigóticas Rr, son rosas, es decir, una mezcla de colores producida por los dos alelos.
Los caracteres que se expresan como variaciones en cantidad o extensión, como la altura, la talla o el color, suelen depender de muchos genes, así como de las influencias del medio. Por ejemplo, la altura de una planta puede estar determinada por una serie de cuatro genes: A, B, C y D. Supongamos que cuando su genotipo es aabbccdd, la planta alcanza una altura media de 25 cm, y que cada sustitución por un par de alelos dominantes aumenta la altura media en unos 10 centímetros. En el caso de una planta que es AABBccdd su altura será de 40 cm, y en aquella que es AABBCCDD será de 58 centímetros.
Aquí se muestran unos pequeños ejemplos de que existen muchísimos genes. Por tanto, el color de las hojas o de los nervios de las mismas, son solo una pequeña parte de la variabilidad genética de las coliflores.
Obteniendo a simple vista unos genotipos diferentes en el color, yendo desde color morado, a verde y a verde pálido. Siendo los genotipos más dominantes las plántulas  de color verde claro con nerviación morada (1). Los más recesivos las plántulas moradas enteras (2), así como las verdes pálido con nerviación morada (4).