23 marzo 2011

Consejos para diseñar una asociación de cultivo


  • Combinar plantas compatibles, evitaremos plagas y mejoraremos el rendimiento.
  • Combinar plantas de ciclo corto con plantas de ciclo largo. Las de ciclo corto como el rábano, la lechuga o la acelga sirven para aprovechar el espacio. Cuando las plantas de ciclo largo van creciendo y ocupando terreno, ya has cortado las del ciclo corto.
  • Respetar las distancias, poner las plantas demasiado juntas hace que haya más competencia. Por tanto, siempre saber el marco de plantación de cada hortaliza. 
  • Poner plantas huésped, como aromáticas (tomillo, romero, albahaca, etc). Estas atraen  depredadores y parasitoides beneficiosos para el huerto.
Aquí tenemos un ejemplo de una buena asociación de cultivo, guisantes con rabanitos.


Planta guisante.

Plántula rabanitos.


Especie
Especies compatibles
Lechuga
Ajo, alcachofa, cebolla, rábano, puerro, pimiento, pepino y zanahoria.
Cebolla
Col, lechuga, judía, tomate, pepino, remoloacha, escarola y zanahoria.
Tomate
Ajo, apio, zanahoria, cebolla, col, puerro, lechuga y escarola.
Calabacín
Guisante, judía, lechuga, calabaza y col.
Rábano
Lechuga, col, pepino, calabacín, tomate y guisante.
Ajo
Lechuga, patata, tomate y zanahoria.
Zanahoria
Cebolla, puerro, tomate, rábano, judia, patata y guisante.
Judía
calabacín, calabaza, pepino, zanahoria,  pimiento, tomate y berenjena.
Guisantes
Pepino, rábano, lechuga, zanahoria, y habas.
Berenjena   
Lechuga, patata y judía.
Pepino
Ajo, cebolla, lechuga, rábano, col, tomate y zanahoria.
Pimiento
Tomate y berenjena.